sábado, 9 de abril de 2011

Aviones

Nunca he viajado en avión. Ya se, estaréis pensando que soy, o un cagón, o un paletillo, pues no, yo he volado en helicóptero, me encanta, he viajado bastante, pero lo del avión no me convence, no lo uso, por dos motivos, uno es estar en el aeropuerto con antelación, con mucha antelación, y después, desconozco los trámites de embarque, no me gusta ni que me cacheen ni que miren mis cosas. Soy un romántico, para lo bueno y lo malo(más de lo último), amo algunas cosas que siempre viajan conmigo y no puedo soportar el hecho de que puedan perder algo de valor sentimental, ni que mi maleta aparezca en Singapur mientras yo estoy en llegando a Chechenia por ejemplo.

Hasta ahora, solo era, digamos, un pequeño obstáculo lo que me impedía viajar en avión, lo que si tenía claro, era que, si usaba este ultramoderno medio de transporte, lo haría en primera clase, cagado y con dudas, pero como un señor. Así que ahora el pequeño obstáculo se ha convertido en un muro infranqueable. Imaginad por un momento, que me sientan cerca de un Eurodiputado, de esos que siempre viajan en primera, sí, uno de esos personajes encorbatado o vestido de alta costura, uno de esos que ha votado no congelarse el sueldo y que les sigan dando el dinero para ir (sí, a ellos les dan el dinero no los billetes)siempre en primera, hasta en trayectos de un cuarto de hora. Imaginad que me toque un tipo o una tipa de esos cerca y tener que estar durante unas horas conteniendo las ganas de escupirle o de robarle algo (solo para recuperar un poquito de lo que previmante nos han robando ellos), no podría soportarlo y seguramente acabaría detenido por agresión en un calabozo de cualquier parte del mundo, en el que seguramente terminaría violado por algún capo local, cosa lógica dado mi inmenso atractivo.

No, con estas expectativas no voy a viajar en avión.

Bi o m ñ n m s.

2 comentarios:

Miyagi dijo...

"... terminaría violado por un capo local ..." Esa es la parte que más me gusta para ti!.

pradoisdead dijo...

en fin, que le vamos a hacer, uno es como es y a estas alturas no vamos a cambiar, verdad amigo mío?